Un automóvil autoconductor, también conocido como vehículo autónomo (AV), vehículo conectado y autónomo (CAV), coche sin conductor, coche robotizado o coche robótico, es un vehículo capaz de percibir su entorno y moverse con seguridad con poca o ninguna aportación humana.

Los automóviles autopropulsados consolidan un surtido de sensores para ver su entorno, por ejemplo, radar, lidar, sonar, GPS, odometría y unidades de estimación inercial. Los marcos de control avanzados traducen los datos táctiles para reconocer las vías de ruta adecuadas, al igual que los enganches y la señalización importante.

Se considera que los camiones de separación largos están a la vanguardia de la adopción y actualización de la tecnología.

Historia

Artículo principal: Historia de los autos de auto-conducción

Se han realizado pruebas con marcos de conducción mecanizada (ADS) desde, en cualquier caso, los años 20;[8] los preliminares comenzaron durante los años 50. El principal vehículo semicomputarizado fue creado en 1977, por el Laboratorio de Ingeniería Mecánica de Tsukuba de Japón, que requería bulevares excepcionalmente revisados que eran descifrados por dos cámaras en el vehículo y un simple PC. El vehículo llegaba a velocidades de hasta 30 kilómetros por cada hora (19 mph) con la ayuda de un riel elevado.[9][10]

Los principales vehículos genuinamente autosuficientes aparecieron durante la década de 1980, con las tareas de Navla] y ALV de la Universidad Carnegie Mellon apoyadas por DARPA a partir de 1984 y el Proyecto Prometeo EUREKA[14] de Mercedes-Benz y la Universidad Bundeswehr de Munich en 1987. Para 1985, el ALV había exhibido pasos de auto-conducción en calles de dos senderos de 31 kilómetros por cada hora (19 mph) con el regateo incluido en 1986 y la conducción en terreno accidentado en condiciones diurnas y nocturnas para 1987. Un logro significativo fue alcanzado en 1995, con el NavLab 5 de CMU terminando la principal conducción autosuficiente en toda la nación de los Estados Unidos. De las 2.849 millas entre Pittsburgh, PA y San Diego, CA, 2.797 millas fueron autosuficientes (98,2%), terminando con una velocidad normal de 63,8 millas por hora (102,3 km/h. Desde la década de 1960 durante ese tiempo DARPA Grand Challenge en 2005, la investigación sobre vehículos computarizados en los EE.UU. fue básicamente apoyada por DARPA, el Ejército de los EE.UU. y la fuerza naval de los EE.UU., dando lugar a avances graduales en las velocidades, la habilidad de conducción en condiciones cada vez más complejas, los controles y los sistemas de sensores. Las empresas y asociaciones de investigación han creado prototipos.

Los EE.UU. distribuyeron 650 millones de dólares de 1991 para investigar el Sistema Nacional de Autopistas Automatizadas, que mostraba el paso mecanizado a través de una mezcla de computadores, instalados en la autopista con innovación robotizada en los vehículos y una administración de sistemas agradable entre los vehículos y con la base de la autopista. El programa terminó con una demostración efectiva en 1997, sin embargo, sin un apoyo claro o financiación para ejecutar el marco a mayor escala.[29] Subvencionado en parte por el Sistema Nacional de Autopistas Automatizadas y DARPA, el Navlab de la Universidad Carnegie Mellon viajó 4.584 kilómetros (2.848 millas) cruzando América en 1995, 4.501 kilómetros (2.797 millas) o el 98% de ella de forma autónoma. El logro récord de Navlab no tuvo paralelo durante dos décadas hasta 2015, cuando Delphi lo mejoró dirigiendo un Audi, ampliado con la innovación de Delphi, más de 5.472 kilómetros (3.400 millas) a través de 15 estados mientras se mantenía en modo de auto-conducción el 99% del tiempo. En 2015, las condiciones de Nevada, Florida, California, Virginia y Michigan, junto con Washington, D.C., permitieron la prueba de autos computarizados en carreteras abiertas.

En 2017, Audi expresó que su más reciente A8 se mecanizaría a una velocidad de hasta 60 kilómetros por cada hora (37 mph) utilizando su “Audi AI”. El conductor no necesitaría hacer controles de seguridad, por ejemplo, agarrar de vez en cuando el volante de control. El Audi A8 se profesaba como el vehículo de la principal generación para llegar al nivel 3 de conducción robotizada, y Audi sería el principal productor para utilizar escáneres láser a pesar de las cámaras y sensores ultrasónicos para su sistema.

En noviembre de 2017, Waymo declaró que había comenzado a probar los autos sin conductor sin un conductor de bienestar en el puesto de conductor;[34] sea como fuere, todavía había un representante en el auto. En octubre de 2018, Waymo informó que sus vehículos de prueba habían pasado en modo robotizado por más de 10.000.000 de millas (16.000.000 km), expandiéndose alrededor de 1.000.000 de millas (1.600.000 kilómetros) por mes[36] En diciembre de 2018, Waymo fue el primero en comercializar una administración de taxis completamente autónoma en los EE.UU.

El Instituto de Investigación de Infocomm (I2R) de A*STAR ha construido un vehículo autoconductor que fue el primero en ser homologado en Singapur para realizar pruebas en la calle a una distancia de un norte en julio de 2015. Ha llevado a algunos dignatarios, por ejemplo, el Primer Ministro Lee Hsien Loong, el Ministro S. Iswaran, el Ministro Vivian Balakrishnan y algunos ministros de diferentes naciones.

Autónomo vs. automatizado

Autosuficiente versus robotizado

Métodos autosuficientes autogobernados. Muchas empresas crónicas identificadas con la robotización de vehículos han sido computarizadas (programadas) y están sujetas a una dependencia sustancial de guías falsas en su estado, por ejemplo, tiras atractivas. El control autogobernado supone una buena ejecución en condiciones de enorme vulnerabilidad en la naturaleza y la capacidad de compensar las decepciones del marco sin intervención exterior. Una metodología consiste en actualizar los sistemas de correspondencia tanto en la región rápida (para la evasión de accidentes) como en la más alejada (para obstruir el tablero). Esos impactos externos en el procedimiento de elección disminuyen la autosuficiencia de un vehículo individual, aunque no requieren la intercesión humana.

Wood y otros (2012) expresaron: “Este artículo utiliza en su mayor parte el término ‘autogobierno’, en lugar del término ‘mecanizado’. ” La expresión “autosuficiente” fue elegida “sobre la base de que el término está ahora mismo en un uso progresivamente amplio (y de esta manera es cada vez más natural para la población en general). Sea como fuere, el último término es aparentemente progresivamente exacto. “Mecanizado” implica control o actividad por parte de una máquina, mientras que “autogestión” insinúa actuar solo o de forma autónoma. La gran mayoría de las ideas de vehículos (de las que somos conscientes ahora mismo) tienen un individuo en el asiento del conductor, utilizan una asociación de correspondencia con la Nube o con diferentes vehículos, y no eligen libremente ni objetivos ni cursos para contactar con ellos. Por consiguiente, el término “mecanizado” retrataría con mayor precisión estos conceptos de vehículos”. A partir de 2017, la mayoría de las actividades comerciales se concentraron en vehículos robotizados que no hablaban con diferentes vehículos o con un sistema de envoltura de los ejecutivos. El EuroNCAP caracteriza la autogestión en “Frenado de emergencia autosuficiente” como: “el marco se demuestra libremente del conductor para mantenerse alejado o aliviar el percance”, lo que infiere que el marco autogobernante no es el conductor.